Molino Nant Fach en Trevelin

Trevelin: un viaje al pasado de la cultura galesa a través del Molino Nant Fach

El molino Nant Fach es un verdadero museo vivo de la Comarca Los Alerces. Con su noria impulsada por las aguas que bajan de la Cordillera, este emblema de la cultura galesa fue construido a mano y de manera artesanal. Además, sigue produciendo harina de la manera tradicional, con trigo de la región. Conocé en esta nota de Patagonia Andina esta maravilla de Trevelin.

Trevelin

Molino harinero Nant Fach, una insignia con raíces galesas

El Molino Nant Fach de Trevelin es un sitio único que cualquier turista debe visitar cuando esté de paso por la región cordillerana de Chubut. El lugar es como un túnel del tiempo. Al ingresar al edificio, se inicia un viaje al pasado donde las cosas tienen movimiento propio y en donde se aprecia el vigente legado de los galeses que poblaron esas tierras.

Molino Nant Fach con la pradera en Trevelin.

El Molino Nant Fach funciona todo el año y es parte del circuito de la Ruta 259 o Ruta Galesa, donde también se pueden visitar las áreas naturales protegidas de Nant y Fall, y del lago Baguilt, además de viñedos y una estación de piscicultura donde se crían truchas.

También te puede interesar

Área Protegida Lago Baguilt, Una Maravilla Oculta En La Cordillera

El hacedor del Molino Nant Fach

El creador del Molino, Mervyn Evans, es un descendiente directo de la cultura galesa. Este hombre es el espejo fiel del espíritu emprendedor de sus antepasados que dieron vida a la producción local junto con los pueblos originarios que habitaban la zona.

Molino Nant Fach, en Trevelin.

Mervyn Evans es bisnieto de Thomas Dalar Evans, un colono que se instaló en la zona en el año 1894. Mervyn recogió ese espíritu y ese empuje característico de los galeses y decidió sostenerlo en la inmanencia. Fue así que construyó el Molino Nant Fach y con él el Museo de Colonos Galeses, un homenaje físico a todos sus antepasados.

También te puede interesar

Qué hacer en Trevelin, un paraíso de la Comarca Los Alerces

Historia de los molinos

La construcción de los molinos del Cwm Hyfryd, que significa “Valle Hermoso” en galés, se remonta al año 1891. En esos tiempos, Rhys Thomas estableció el primero en la región, sentando las bases de una industria. El trigo del valle que allí se molía era excepcional, tanto que obtuvo medallas en diversas exposiciones mundiales en París y Chicago.

Esa próspera industria triguera creció sin parar hasta que llegó el año 1949. Una decisión administrativa de los gobiernos de la época puso en desventaja a los molinos de la región haciendo que, rápidamente, comiencen a desaparecer. Pero gracias a Mervyn Evans hoy se puede disfrutar de una excelente réplica de lo que eran aquellos molinos.

También te puede interesar

4 Parques Nacionales de la Patagonia habilitaron el ingreso de los locales

Museo de los Colonos Galeses

Se trata de un sitio de pura esencia galesa. El propio hacedor de este espacio, con su noria impulsada por las aguas que bajan de la Cordillera, es el guía que desgrana la historia del trigo en la región. Pero, además, explica cada detalle técnico de esta pequeña maravilla que aún hoy sigue produciendo harina de calidad, con trigo de la región.

Pero eso no es todo: en el museo se pueden ver infinidad de artefactos que formaban parte de la vida cotidiana de los primeros galeses. Desde vajilla a instrumentos musicales; pasando por herramientas y documentos, hasta llegar a la típica vestimenta de la época. Un completo viaje al pasado.

También te puede interesar

De los egipcios a la pandemia: la vida del alerzal milenario de Chubut

Cómo llegar al molino Nant Fach y al museo de los Colonos Galeses

Cuando termine la cuarentena y todo vuelva a la normalidad este es un excelente plan. Tanto el molino como el museo están ubicados dentro del área que corresponde a Trevelin, a unos 20 kilómetros del ejido urbano de la pequeña localidad. Para llegar, se debe tomar la ruta 259 en dirección al paso fronterizo con Chile. Guiándose por la cartelería se llega sin problemas.

3 Comments

  1. Nos enteramos de esta belleza y teniamos programdo viajar el 5 de junio 2020 y aca estamos , nos quedanos con las ganas, por lo menos por este año.
    Somos de Montevideo- Uruguay y amamos la Patagonia, conocemos unos cuantos lugares del sur.

    1. María muchas gracias por comentar. La pandemia puso al mundo patas para arriba, pero de a poco vamos a ir saliendo y acostumbrándonos a las nuevas medidas de seguridad sanitaria para poder viajar. Seguramente tendrán una nueva oportunidad para volver. La Patagonia espera con toda su belleza intacta. Gran abrazo hasta Uruguay y sigan nuestra página y redes donde, contínuamente, mostramos todos esos rincones conocidos y desconocidos de la Patagonia.

  2. Habrá q ir a conocer el museo y el molino!