Cerro Otto en Bariloche

6 Cerros Para Disfrutar El Invierno En Bariloche

Es uno de los lugares más increíbles de Argentina y el mundo. Bariloche en invierno, con sus cerros y bosques cubiertos de blanco, se vuelve todavía más especial e invita a la aventura. Durante el día, disfrutar la nieve y, a la noche, una exquisita cena con ahumados, cordero, trucha, la mejor cerveza artesanal y una degustación de chocolates. ¿Te gustarían unos días así?

También te puede interesar

La Exquisita Gastronomía de Río Negro

¿Qué cerros visitar en Bariloche en invierno?

Sabemos que es maravilloso en cualquier época del año. Sin embargo, si tenés la oportunidad de viajar a Bariloche en invierno, no podes evitar la visita a sus cerros y bosques nevados. Naturaleza blanca y diversión en todos los colores.

1. Cerro López

Roca Negra nevada en invierno, en Bariloche

El cerro López ofrece la posibilidad de una excursión increíble con la que podés llegar a tres refugios de montaña: el López, el Roca Negra y el Extremo Encantado. El ascenso hacia cualquiera de estos comienza en la base del cerro con una fantástica travesía 4×4 por un escarpado camino de montaña, entre el bosque de coihues centenarios y altas lengas.

Las curvas del camino son miradores naturales que dan a la inmensidad del gran parque nacional Nahuel Huapi, con vista a los más increíbles lagos, islas y montañas, ideales para sacar las mejores fotos. Después podés seguir a pie con raquetas, a través del bosque y la montaña, en una caminata de baja a media dificultad.

2. Cerro Campanario

Es uno de los cerros que representa a Bariloche. Se caracteriza por las impactantes vistas que ofrece desde su cumbre: muchos las describen como “las mejores del mundo”. Se pueden observar los lagos Nahuel Huapi y Moreno, la laguna El Trébol, la península San Pedro, la isla Victoria, los cerros Otto, López, Goye, Bellavista, Catedral, Capilla, el hotel Llao Llao y las arboledas de Colonia Suiza.

Además, en su cumbre hay una confitería que ofrece la mejor repostería casera, platos del día, bebidas e infusiones, mientras ves el mundo a través de un grandioso ventanal orientado hacia el oeste.

3. Cerro Runge

Mirador Cerro Runge en Bariloche

Un increíble parque lleno de aventura y diversión para toda la familia, a sólo diez cuadras del Centro Cívico. Ubicadas sobre la ladera norte del cerro Runge, unas aerosillas dobles te llevan directamente hasta una confitería con un mirador orientado hacia el lago Nahuel Huapi.

El descenso puede realizarse en las aerosillas, a pie o utilizando un emocionante tobogán gigante, que llega hasta la base misma del cerro. Además, al finalizar el recorrido podés visitar un pequeño bosquecillo de arrayanes o ingresar al Museo Montañes, que ofrece una interesante muestra de fotos antiguas y de los distintos equipos que se utilizaban en los comienzos del esquí en Argentina

4. Cerro Otto

Teleférico Cerro Otto en Bariloche en invierno
Teleférico Cerro Otto

Una de los cerros con más oferta de actividades en Bariloche, es el Otto. Un puente colgante de 35 metros de largo, la cabaña de los Espejos, caminatas por la montaña, un ascenso en funicular. Y, en la cima, a 1400 metros sobre el nivel del mar, la legendaria confitería giratoria. Mientras tomás un rico chocolate, el mundo gira alrededor tuyo.

Centro de Esquí Nórdico

Centro de esquí nórdico en Bariloche

Más de 10 kilómetros de pistas para todos los niveles, rodeadas por hermosos bosques de lengas centenarias. La combinación perfecta de deporte y naturaleza

Piedras Blancas

Piedras Blancas, lugar de entretenimiento en invierno en Bariloche

Es el lugar ideal si se viaja con niños, o si se desea divertirse como en la infancia. 3000 metros de pistas para andar en trineo, una aerosilla para volar a los mejores paisajes. También se puede aprender a esquiar o practicar snowboard.

5. Cerro Challhuaco

Caminá en el bosque nevado hasta una laguna congelada. Deslizate en trineos por la nieve. Sorprendete con comidas regionales en un espacio especialmente creado (domos), en medio de un bosque de ensueño, calefaccionado y ambientado con el espíritu de montaña.

La gastronomía del Espacio Neumeyer es legendaria, y lo mejor es disfrutarla frente a un bosque lleno de leyendas, en un espacio único en la Patagonia.

6. Cerro Catedral

Por supuesto que este gigante de la nieve no podía faltar. Es el centro de esquí más grande del hemisferio sur. Tiene 120 kilómetros de pistas distribuidas en una superficie de 600 hectáreas. Ofrece una amplia infraestructura de servicios para la práctica de deportes invernales. Cuenta con 34 medios de elevación (entre aerosillas, cabinas y medios de arrastre), facilitando el ascenso de 36 mil personas por hora.

También te puede interesar

Guía Para Recorrer Río Negro

Ahora la decisión está en tus manos, ¿cuál vas a elegir?