Punta Walichu

Punta Walichu, la primera descripción de arte rupestre del país

Punta Walichu es un sitio arqueológico poco conocido, ubicado a pocos kilómetros de El Calafate, en Santa Cruz. Contiene parte del legado espiritual de los antiguos pobladores, que se manifestaron a través de espectaculares pinturas rupestres. Pasear entre sus muros, conduce a través de un portal de tiempo que conecta el presente con el pasado.

Figura humana pintada en Punta Walichu.

Punta Walichu, un viaje espiritual y temporal

Este lugar arqueológico contiene una importante carga espiritual e histórica con reminiscencias de un lejano pasado ancestral. En 1887, el Perito Francisco Pascasio Moreno, relevó los mitogramas de Punta Walichu conviertiéndola, de esta manera, en la primera descripción de arte rupestre de Argentina.

Según los investigadores, se cree que la antigüedad de las pinturas proviene de un asentamiento humano que vivió en la zona hace, más o menos, 4 mil años atrás. Se trataba de un pequeño grupo de indígenas Tehuelches de cultura Ahonikenk.

También te puede interesar

Una Increíble Experiencia Nocturna En El Diáfano Cielo De El Calafate

Las pinturas de Punta Walichu, una huella de arte e historia

El sedimento de antiguos ríos que surcaban la región, hace alrededor de 90 millones de años, formaron estructuras de arenisca que fueron usadas por los primeros habitantes de esas tierras. Ellos, plasmaron símbolos y expresaron, de esta manera, su conexión espiritual con el lugar.

Foto de @ElCalafateOK

Las pinturas

Entre las pinturas originales que se pueden observar, se halla un panel de antropozoomorfos y antropomorfos, huellas de animales, manos en positivo y negativo y diseños de laberintos similar a los australianos.

Varias figuras plasmadas en el frente de un muro de Punta Walichu.

Esas pinturas sobrevivieron al paso del tiempo y se convirtieron en un sitio que guarda un importante registro histórico sobre los antepasados que pisaron esas tierras.

También te puede interesar

Cuatro Localidades De La Patagonia Están Entre Las Más Hospitalarias Del País

Un yacimiento arqueológico protegido

Debido a los daños y saqueos que sufrió este lugar histórico y sagrado, se creó una reserva privada que abrió al público en el año 1990. Posteriormente, en 2009, la Cámara de Diputados de la Nación declaró a Punta Walichu como un yacimiento arqueológico.

Cómo llegar

Punta Walichu está ubicada a unos 8 kilómetros de la localidad de El Calafate, en dirección norte. Se puede llegar al predio de manera particular, tomando un desvío de ripio que cruza con la Ruta 11, o contratar un tour en alguna empresa del centro de la ciudad.

Horarios y costo del ingreso a Punta Walichu

La reserva abre del 1 de octubre al 30 de abril, de martes a domingos, en el horario de 10.00 a 19.00. Y, desde el 2 de mayo al 30 de septiembre, también se puede ingresar de martes a domingos, pero desde las 10:00 a las 17:00. Actualmente se encuentra cerrado cumpliendo con las medidas preventivas para evitar la propagación del covid-19.

La entrada tiene un costo general de 800 pesos. Jubilados y residentes tienen un 50% de descuento, mientras que los menores de 12 entran gratis. Cabe destacar que, en el predio, se brinda información por medio de audio guías, en español, inglés y francés que ayudan al visitante a ubicarse en el espacio geográfico e histórico, mientras recorre el área.

También te puede interesar

Se Inauguró Tramo De La Ruta 41 Que Une Lago Posadas Con El Parque Nacional Perito Moreno

Una experiencia increíble

Punta Walichu es de esos lugares que dejan pensando. Resulta difícil contemplar esas pinturas que fueron realizadas hace miles de años y dimensionar la cantidad de tiempo que estuvieron allí. Ellas fueron testigo de muchos cambios en el mundo y resistieron a las inclemencias climáticas para mantenerse aún visibles.

Gente recorriendo el predio a la vera del lago Argentino.

Visitar este sitio arqueológico es una experiencia en sí misma. Potenciada aún más por el magistral entorno natural, ya que está ubicado a orillas del lago Argentino, entre muros de piedras, donde se evidencia las características propias de la estepa patagónica.