Lengas Patagonia.

De Neuquén hasta Cabo de Hornos: la lenga, un emblema de la Patagonia Andina

La lenga es un árbol típico de la región cordillerana de la Patagonia que aparece a lo largo del camino que une Neuquén con Tierra del Fuego. Este bello árbol se encuentra desde el nivel del mar hasta los 600 metros de altura. Sus llamativas hojas deleitan con colores verdes brillantes, durante el verano,  y de tono rojizo en otoño. El entorno natural donde crecen y la bella intrínseca de estos árboles conforman postales únicas. Conocé más en esta nota de Patagonia Andina.

Lenga en la Patagonia.

La lenga, el bello centinela de la Patagonia Andina

Quienes visitaron la región cordillerana en cualquiera de sus sectores, desde Neuquén hasta Tierra del Fuego, seguramente se han topado con este bello árbol. Más aún, aquellos viajeros que recorrieron algún sendero durante el otoño, es probable que se hayan deleitado con el rojizo follaje de este hermoso ejemplar.

También te puede interesar

Árbol bandera, un característico ejemplar de Tierra del Fuego

La lenga es un árbol de la Patagonia que pertenece a la familia Nothofagaceae. Es una especie fácil de distinguir que se puede encontrar desde el sur de la provincia de Neuquén hasta el Cabo de Hornos. Es una de las pocas especies arbóreas de Tierra del Fuego y es la especie dominante de los bosques fueguinos.

Particularidades de un árbol característico de la región andina

La lenga no es un árbol más. Se trata de una especie fácil de distinguir que engalana los paisajes ya formidables de la región. La lenga crece en un terreno en particular y a una altura determinada que oscila entre el nivel del mar hasta y los 600 metros de altura. Puede alcanzar los 30 metros de altura y medir hasta 1,5 m de diámetro en los sitios más favorables, o tener un aspecto arbustivo o achaparrado en sitios menos favorables.

Follaje de lenga en la Patagonia.

Sus hojas caducas, de bordes crenados y con dos lóbulos entre nervaduras, deleitan los sentidos de quienes los miran con colores verdes brillantes. Durante el verano muestran un lúcido color verde,  que cambia a un tono rojizo a principios de otoño; mientras que en el invierno dejan caer sus hojas aliviando el peso sobre sus ramas.

Un árbol que resiste el frío patagónico

La lenga, además de ser un bello árbol de autóctono de la región cordillerana, es una especia muy resistente. Puede tolerar hasta −20 ° de temperatura y las punzantes heladas que azotan durante los meses del año. Además, tienen una amplia capacidad de recuperación de los incendios.

Paisaje de árboles en la Patagonia.
Foto: Hostería Canela ByB

En la Argentina, varios parques nacionales en la zona de la cordillera de los Andes conservan ejemplares en abundancia. Muchos visitantes realizan intensas caminatas en busca de la belleza de este hermoso árbol.