Baño de Bosque en Villa La Angostura

Baño de Bosque, una experiencia sensorial en la Patagonia

El Baño de Bosque es una práctica que nació en Japón y que llegó a la Patagonia de la mano de un emprendedor. Se trata de una propuesta que invita a reconectar con la naturaleza a través de los sentidos. Esta interesante técnica produce un beneficio general en la salud, libera el estrés y eleva la conciencia de las personas. Conocé todos los detalles en esta nota exclusiva con Juan Aubert, el primer guía de esta actividad en el país. Mirá de qué se trata, los beneficios que trae para la salud y dónde realizarla.

Gente realizando el Baño de Bosque.

Baño de Bosque, una reconexión profunda con la naturaleza

La Patagonia tiene lugares únicos en el mundo y eso no es novedad. Muchos de estos sitios son escenario de interesantes actividades que combinan la belleza del entorno con las experiencias positivas para la mente y el cuerpo. En este marco, surge la propuesta del Baño de Bosque, una iniciativa japonesa que estimula la reconexión con la naturaleza a través del uso pleno de los sentidos.

Villa La Angostura
Villa La Angostura PH: www.desconectour.com.ar

Esta actividad nació en Japón en el año 1982. En ese tiempo, comenzaron a observar que la gente que ingresaba a los bosques y permanecía allí por más de 2 horas, al salir, su estado físico y mental tenía un perfil diferente que cuando ingresó. En base a esto, los científicos descubrieron que el contacto permanente con la naturaleza, no solo en un bosque, sino en un lugar donde se pueda conectar realmente con ella, genera un estado muy beneficioso para la salud y el bienestar de las personas.

También te puede interesar

Villa La Angostura habilitó nuevas actividades de montaña

El precursor de los Baños de Bosque en la Patagonia

Juan Aubert fue la persona que trajo esta innovadora práctica al país. En diálogo exclusivo con Patagonia Andina remarcó: “después que me jubilé, me capacité y arranqué con este emprendimiento en 2018. Así nació Anfitriones. Le ofrecemos propuestas diferentes a los visitantes, basadas en el turismo de experiencia: una de ellas es el Baño de Bosque”.

Juan Aubert, mentor del Baño de Bosque.

En este sentido, Aubert detalló que será una muy buena opción pospandemia debido a que “todas las actividades que realizamos las llevamos a cabo con grupos reducidos, de entre 5 y 8 personas. En cuanto a las edades, nuestras actividades son para toda la familia. Además del Baño de Bosque ofrecemos también la marcha nórdica que requiere un poco de exigencia física”.

También te puede interesar

Villa La Angostura lanzará un proyecto turístico con localidades de Chile

Qué es el Baño de Bosque y en qué consiste

El Baño de Bosque, o Shinrin Yoku en su idioma original, es una actividad distinta. Es, básicamente, una propuesta sensitiva. En palabras de Aubert “no califica ni como caminata ni como trekking; no se puede comparar con otras actividades porque es muy diferente. Buscamos que las personas activen los sentidos y dejen estacionada, por un rato, la mente. La idea es que la gente se conecte mediante ciertas actividades guiadas bajo un modelo específico que aprendí durante mi capacitación en Europa”.

En este sentido, el guía especializado explicó en qué consiste la actividad: “Luego de cada invitación (así llamamos a esta propuesta) realizamos un circulo en el bosque y cada uno cuenta su experiencia. Todas las personas atraviesan por diferentes experiencias a través del Baño de Bosque, la gente se afloja y cuenta cosas increíbles. Hay emociones, reflexiones y demás sentimientos que afloran, porque el objetivo también es bajar el estrés. Además, es importante destacar que esta actividad reduce la presión arterial y genera un movimiento en las personas que seguramente nunca han vivido”.

También te puede interesar

Villa La Angostura: retrato de un pueblo patagónico

En este sentido, el guía informó que esta actividad se lleva a cabo en dos modalidades: una simple, que es solo el Baño de Bosque;  y una compuesta que consiste en el Baño de Bosque más un taller. “En esta última realizamos charlas para acercar información sobre todo lo relacionado con esta actividad”, remarcó Aubert.

Cómo se genera el vínculo entre las personas y la naturaleza

En esta práctica lo más importante es que la persona pueda conectar sus sentidos con el entorno. “Lo que nosotros hacemos es brindar indicaciones, que son voluntarias y sugeridas, no impuestas, porque las personas tienen que sentir absoluta libertad. La idea es que cada uno perciba el ambiente, que sienta con todos sus sentidos bien abiertos”, detalló el guía.

Bosque Día de la Tierra

Y prosiguió: “Todos los paisajes que tenemos aquí en la Patagonia son energéticamente muy poderosos. Nosotros, si la persona quiere, le acercamos herramientas para que puedan conectar con la naturaleza, pero el camino lo encuentra cada uno”.

También te puede interesar

El día que Villa La Angostura quedó sepultada bajo las cenizas

Los sentidos y el equilibrio

Esta interesante e innovadora práctica busca generar un equilibrio en el sentido más amplio de la palabra, un equilibrio emocional, personal y con el entorno.

En este sentido, Aubert explicó que “en la ciudad, la gente tiende a desarrollar los sentidos de manera diferente: desarrolla más lo visual. Es común que las personas usen mucho los auriculares y que no respiren profundo para no absorber el smog. Tampoco abren mucho la boca porque se les seca la garganta. En las grandes ciudades los sentidos están aplacados. Entonces, cuando la gente viene para estos lugares, nota que puede hacer uso pleno de sus sentidos de manera saludable”.

También te puede interesar

Agosto, Mes Ideal Para Recorrer Villa La Angostura

Dónde hacer el Baño de Bosque

Esta propuesta es una actividad ideal para realizar pospandemia. No solo porque tiene todas las medidas preventivas necesarias para resguardar la seguridad sanitaria sino porque, además, busca retomar el contacto con la naturaleza, aún más socavado por los largos meses de encierro.

Lagos Villarino y Falkner en La Ruta de los 7 Lagos.

El Baño de Bosque se realiza en la localidad neuquina de Villa La Angostura. Se puede hacer una reserva a través del sitio web anfitriones.com.ar y coordinar el encuentro. En este sentido, Aubert destacó: “esta actividad la hacemos en los bellos bosques de Villa La Angostura. Pero, recientemente realizamos un pedido a Parques Nacionales para poder trabajar en diferentes sectores dentro del parque”.